Página inicio  > Acerca de CNPC > La política fiscal de CNPC

La política fiscal de CNPC

La política fiscal de CNPC es consistente con sus estrategias corporativas. CNPC se compromete a pagar impuestos conforme a las leyes y reglamentos fiscales aplicables en los países donde se desarrollan sus actividades comerciales y se crean valores, al contribuir al crecimiento económico local, se realiza el desarrollo sostenible de la empresa.

Planificación segùn la ley. En la premisa de cumplimiento de los tratados fiscales internacionales, las normas fiscales internacionales, así como las leyes fiscales de los países anfitriones, CNPC realiza planificaciòn fiscal apropiada basada en sus requerimientos de negocios. CNPC se opone a una planificación fiscal agresiva, para evitar los posibles riesgos e impactos negativos a la reputación y el desarrollo sostenible de la empresa.

Pagar impuestos conforme a la ley. De conformidad a las leyes fiscales aplicables locales o de los paises afitriones, a los sistemas de gestión fiscal de la empresa y las prácticas operativas, CNPC se adhieren a altos estándares profesionales, se realizan los pagos fiscales conforme a la ley, con precision y de forma oportuna.

Cumplimiento de normas. CNPC aboga por mejorar la transparencia fiscal, se realiza divulgación de información tributaria segùn normas con datos fiscales reales y completos como su base de apoyo, en consonancia con la exigencia reglamentaria de las autoridades fiscales.

Riesgos controlables. CNPC gestiona los riesgos fiscales a través de su eficaz sistema de control interno y proceso de trabajo. Se compromete con las autoridades fiscales y asesores externos para consultas en caso de interpretación diferente de las leyes y reglamentos fiscales para obtener el juicio profesional.

CNPC compromete llevar a cabo operaciones intercompañías basandose en el principio de plena competencia y no con el propósito de erosionar la base imponible y trasladar beneficios.

CNPC participa, junto con la comunidad internacional, en la promoción de un entorno fiscal equitativo, coherente y estable mundial, y se esfuerza por establecer un diálogo justo, transparente y eficaz con las autoridades fiscales de los países de acogida.